Mi diseñador "no le mete más diseño".


¿Te identificas con esa frase? Quizá te guste tener el control en tu negocio, pues nadie lo conoce mejor que tú, es muy común que al empezar desconfiemos que los demás no pongan el entusiasmo que tu le pondrías, cuando mandas a hacer tu signo identificador (comúnmente logotipo) y tu concepto te haces una idea de lo que quieres, lo encargas y esperas lo mejor... allí es cuando llega el "le falta algo" o el famoso "métele más diseño".


Pero no te dejes llevar, a veces apegarse a la idea de tu cabeza, de hecho, la mayoría de las veces no es lo mejor que podemos hacer. ¿por qué?


La idea que nos hacemos en la cabeza de nuestro "logo" por ejemplo, esta basada en las cosas que nos gustan, los negocios que hemos visto y el tipo de diseño que estamos acostumbrados a ver. Sin embargo, ten en cuenta que el logotipo de tu negocio tiene que tener las características que puedan llegar fácilmente a tu mercado, no a ti.


Pondré un caso claro:


Fulano tiene un negocio "x" dental, manda a hacer su logo y resulta que le entregan algo como esto:

Es un logo genérico con fines de ejemplificar, pero creo que se entiende la idea:


*Algo sencillo

* 1 sola fuente tipográfica

*Colores que reflejen la industria



Resulta que fulano le dice a su diseñador,

- ¿sabes qué? me parece muy aburrido, lo necesito más colorido, con más fuentes tipográficas, con el nombre de todos los doctores, con curvas, y más creativo.



El diseñador al que le están pagando dice: al cliente lo que pida, y le entrega algo como lo segundo:


¡Perfecto! -dice fulano, le paga y todos quedan contentos. El cliente con su logo y el diseñador con su dinero, parece ser miel sobre hojuelas, sin embargo, esta acción no le favoreció a nadie. El prestigio del diseñador se ve afectado, y el dueño pagó por un logo que no le va a servir a mediano plazo.


El texto esta ilegible encima del icono, los colores no contrastan y hacen difícil la lectura, los colores representan todo menos una clínica dental, hay tantos elementos que es difícil recordarlo, en resumen, volviste al principio: tu logo no es de diseñador, es tuyo... solo ocupaste al diseñador como un técnico para usar las herramientas del programa, y quizá eso te deje contento... pero no va a ayudar a tu negocio de ninguna manera.


No te preocupes, no es que tengas que saberlo, tu diseñador debería estar preparado para tomar en cuenta esos puntos. Por otra parte, sabemos que no todos los diseñadores son buenos ¿cómo saber si mi diseñador está haciendo un buen trabajo?


  • Primero que nada, no escatimes, un buen diseñador no cuesta $500 MXN con la impresión de las tarjetas incluida.

  • En segundo, busca el portafolio del diseñador, así podrás ver de una manera objetiva lo que ha hecho para otros negocios.

  • Puedes ver referencias de grandes marcas y cómo son sus signos identificadores, que tienen en común y que los hace diferentes de los logos primerizos. Otra vez: Son sencillos, 1 sola fuente tipográfica, colores que reflejen la industria.


Debes tomar en cuenta también, los lugares donde podría estar colocado tu logo, si hay 2 o 3 versiones para que quede bien en cualquier fondo o lugar, si no tiene texto demasiado pequeño o delgado para que sea ilegible a lo lejos o en impresiones pequeñas, si no hay uno parecido en la industria y sobre todo que refleje la esencia de tu negocio.


Espero haberte ayudado y recuerda suscribirte para estar al pendiente de más tips para dueños primerizos. ¡Hasta la próxima entrada!







  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter

Desarrollado por Orca Estudio Creativo.